Blog

Hongos de pudrición fibrosa

Los hongos de pudrición fibrosa destruyen las estructuras de la madera alimentándose de las mismas. En ITM Tratamientos de la madera tenemos la solución específica para cada caso.
30 jun. 2017
hongos de pudricion de la madera

Los hongos de pudrición fibrosa son vegetales simples que se alimentan de la pared celular de la madera.  Sus ataques  se desarrollan sobre la misma y se alimentan de lignina, dejando a un lado la celulosa, objetivo de otro tipo de hongos de pudrición.  

La ruptura de estas fibras que componen la madera es lo que les ha valido el nombre con el que se les clasifica. Aunque, en este sentido, hay que destacar también que se les conoce también con el nombre de hongos de pudrición blanca.

Los ataques de los hongos de pudrición fibrosa debilitan su estructura, de ahí que sea importante su detección temprana y la llamada a profesionales de la madera que puedan eliminar la plaga antes de que acaben con la madera en su totalidad.  En el caso de que necesitemos estos servicios o los de eliminación de carcoma en Valencia, lo mejor que podemos hacer es reclamar los servicios de ITM Tratamientos. Su eficacia y experiencia son una garantía de éxito.

Hongos de pudrición fibrosa: Cómo son  y por qué aparecen

Los hongos de pudrición fibrosa aparecen cuando las esporas que los transportan con el aire eclosionan, dando lugar a la aparición de los hongos en su estadio más primitivo. Estos hongos se desarrollarán en el interior de la madera, de la que se estarán alimentando hasta que acaben con ella.
Durante el proceso de destrucción de la madera, los hongos dejan unos restos blancos.

hongos de pudricion de la madera

Esto hace que la madera presente un aspecto fibroso y de poca densidad. Y una pérdida de color considerable, de ahí que se hable de que la madera parece blanca.
Al parecer, los estudios realizados en este sentido han demostrado que estos hongos de pudrición fibrosa o blanca suelen preferir los árboles de las familias frondosas a las coníferas.

Los especialistas en eliminación de carcoma afirman que, para que aparezcan los hongos de pudrición fibrosa, es necesario que se den las siguientes condiciones:

Temperatura media en torno a los 25 grados centígrados. Esto no es excluyente, ya que estos seres pueden vivir en un rango de temperatura amplio, que oscila entre los 4 y los 50 grados centígrados.

Humedad elevada. Los hongos suelen desarrollarse en maderas húmedas, que no se han terminado de secar y con la que se han elaborado muebles o elementos estructurales. También en los casos de maderas que están en contacto con fuentes de humedad, aunque estuvieran secas durante su proceso de trabajo carpintero. El grado de humedad en el que suelen aparecer oscila entre el 30% y el 50% del total de la madera.

Oxígeno. Es fundamental que las maderas en las que habitan estos hongos cuenten con oxígeno suficiente para realizar sus funciones vitales. De ahí que las maderas que están enterradas o permanecen bajo el agua no desarrollen esta patología.

Cuando se dan estas dos condiciones debemos estar atentos a cualquier alteración del color o del peso de la madera. Ambos casos pueden ser indicios de que se está produciendo un ataque por hongos en su interior. A partir de este momento debemos actuar con celeridad y solicitar los servicios de una empresa profesional en el tratamiento de la madera. Y es que cuando aparecen los primeros síntomas del ataque lo habitual es que la madera haya perdido un 20% de su densidad.

Hongos de pudrición fibrosa: Cómo acabar con ellos

Para acabar con los hongos de pudrición fibrosa que aparecen en una pieza de madera, lo primero que hay que hacer es asegurarse de que se trata de esta especie de hongo y no de alguna de sus variantes.

En este sentido, los profesionales de eliminación de carcoma o termita cuentan con aparatos especiales que les permiten determinar cuál es el agente xilófago que provoca el daño en la estructura de madera.

Para terminar con ellos se suele emplear los cambios de temperatura o las alteraciones en el grado de humedad de la madera. Si la pieza que se quiere salvar es pequeña, se puede optar por envasarla al vacío eliminando el oxígeno que permite la supervivencia de los hongos.

En cualquier caso, una vez que se haya eliminado la plaga es importante prevenir nuevos ataques. Para ello los profesionales de la eliminación de este tipo de plagas emplean productos específicos para cada caso y ofrecen una serie de consejos básicos para mantener las piezas a sus propietarios.

 
comments powered by Disqus